Trastorno de la comunicación en el trabajo

¿Recuerdas cuando estábamos en la escuela y teníamos proyectos grupales? La idea era trabajar en equipo e intercambiar ideas. divertido verdad? Solo hubo una pequeña cosa: no todos fueron escuchados o considerados. Era muy difícil decir lo que pensabas a menos que fueras el que hacía ruido en el equipo. Hoy hablamos sobre el trastorno de la comunicación en el trabajo.

Lo mismo es cierto hoy cuando los adultos estamos trabajando en proyectos más serios. La comunicación efectiva puede marcar una gran diferencia cuando se trabaja en una empresa. Muchos dirían que uno de los factores más importantes para fracasar en los negocios son las malas decisiones. Si bien esto puede costarle a una empresa millones de dólares, existe una amenaza aún mayor: error de conexión.

Esto es aún más cierto hoy en día, ya que la pandemia está afectando al mundo. La mayoría de las empresas comenzaron a trabajar de forma remota, lo que significó que tuvimos que aprender nuevas formas de comunicarnos. En resumen, decir que la comunicación es importante en el lugar de trabajo sería una gran subestimación.

La frase «por supuesto‘ debería eliminarse en el mundo de los negocios porque si algo es importante es CON el dicho. En este mundo digital acelerado, una comprensión clara de sus objetivos y misión puede hacer o deshacer un negocio.

Antes de que nos volvamos negativos aquí y expliquemos qué puede salir terriblemente mal, expliquemos qué es la comunicación.

Los más comunes Definición de comunicación es un Intercambio de información entre dos o más personas. Es básicamente una calle de sentido único. Cuando una de las partes no cumple con su parte del trato, se producen malentendidos. A medida que agregamos más personas a esta ecuación, obtenemos un crisol.

La buena comunicación se refleja en un mejor rendimiento comercial, una mayor productividad y una mayor retención de empleados. La comunicación debe ser una prioridad para una organización. Si hay problemas, todos deben involucrarse y tratar de superarlos.

¿Qué es el trastorno de la comunicación?

Veamos el siguiente escenario básico. Jackie y Clare trabajan juntas en un proyecto. Necesitan hacer una tarea para hacer el trabajo, pero ambos creen que el otro se encargará de ello. Todo conduce a una fecha límite incumplida y a la culpa entre los dos sobre quién hizo qué.

Esto podría haberse evitado si hubieran sido más abiertos al respecto. El problema no fue la falta de recursos, sino la falla en la comunicación. Este es solo un ejemplo de cómo la comunicación se vuelve loca.

  1. Confía en suposiciones – Como mencioné en el ejemplo anterior, quién hace qué podría crear confusión. Una vez que los empleados comienzan a hacer suposiciones, es un indicador de una mala comunicación de gestión de arriba hacia abajo.
  2. Mala interpretación – Cuando nos reunimos en persona, es más fácil tener claridad. Siempre puede hacer preguntas de seguimiento en este momento. Sin embargo, con la comunicación escrita que actualmente utilizamos mayoritariamente, se pierde esta oportunidad.
  3. Siempre que todos entiendan la jerga de la empresa. – Esto es especialmente común cuando nuevas personas se unen a un equipo. Los empleados continúan usando su lenguaje corporativo y los recién llegados no se sienten cómodos preguntando qué significa todo esto. Cuando esto sucede, carecen de comprensión y por lo general dejan de escuchar.
  4. Comunicación unidireccional – Por supuesto, se requiere un cierto nivel de autoridad, pero los gerentes y los empleados aún deben trabajar juntos. Cuando la relación comienza a parecerse a la de un dictador frente a un sirviente, entonces es el momento de reevaluar.
  5. Comentarios negativos constantes – Está bien recibir comentarios negativos de vez en cuando, incluso es saludable. Nos ayuda a hacerlo mejor la próxima vez. El problema es cuando somos constantemente criticados y no elogiados cuando hacemos algo bueno. Centrarse en lo negativo te hace sentir poco apreciado por la empresa. Pronto habrá otra empresa que les anime y les haga sentir vistos.
  6. Diferencias culturales – Cuando trabajamos con clientes internacionales o empleados del extranjero, nos enfrentamos a la diversidad cultural. Es importante tratar de mezclar personas de diferentes orígenes, sin embargo, los gerentes tienden a ser persuadidos por personas de una cultura similar o la misma, lo que hace que todos enfrenten desafíos de comunicación.

Hay muchas más causas de los trastornos de la comunicación, pero todas son fáciles de resolver una vez que decidimos abordarlas. Para resolver los problemas de comunicación, debemos comunicarnos fundamentalmente. Esto es crucial para encontrar la solución dentro de una organización. Que hacemos después?

¿Cómo evitar una interrupción en la comunicación?

Ahora que hemos diagnosticado las causas de los problemas, es hora de buscar soluciones.

  1. Cree un espacio seguro para compartir ideas – Todos nos sentimos incómodos compartiendo ideas o planteando inquietudes frente a los demás. Cuando hablo en público, me siento personalmente puesto a prueba. Lo que sugeriría aquí es dar a todos la opción de proporcionar comentarios anónimos, o simplemente enfatizar que no hay consecuencias por compartir ideas.
  2. Tener una política de puertas abiertas – Como dije antes, no todos queremos hablar en público, así que mantén tu puerta abierta o, en el mundo de hoy, tu chat. Pero ten cuidado. Esto puede resultar en múltiples interrupciones a lo largo del día. Otra cosa es que muchos se vuelvan dependientes de ti para responder a sus preguntas en cualquier momento. Sugeriría establecer momentos específicos en los que las personas pueden hacer preguntas para que pueda concentrarse en su propio trabajo el resto del tiempo.
  3. Hablando de la política de puertas abiertas, escucha – así que no solo abre puertas, sino también oídos, porque la comunicación va en ambas direcciones. Además, debemos practicar la empatía al comunicarnos; En lugar de convertirse en Judgy McJudgerson, póngase en el lugar de los demás y trate de animar a los demás a hablar. Cuando elogiamos y alentamos a las personas, se sienten bienvenidos y valorados, y es probable que se esfuercen más en su trabajo. Las reuniones diarias o uno a uno deben ser nuestra práctica general donde todos puedan expresar su opinión.
  4. Invierta en las herramientas de software adecuadas – Las herramientas adecuadas pueden fortalecer la comunicación. Cualquier problema de comunicación puede verse exacerbado por la distancia física a la que todos nos enfrentamos actualmente. Confiar en nuestras comunicaciones escritas no fue fácil. Sin expresiones faciales y lenguaje corporal, es increíblemente fácil malinterpretar a alguien. Así que solo lanza un emoji aquí y allá y lo siguiente mejor: enciende tu cámara de vez en cuando. Por supuesto, necesita el software adecuado para esto. En ese sentido, Chanty sería una gran incorporación. También puede actuar como una plataforma para el intercambio de conocimientos y una ventanilla única para toda la información necesaria. Busque tareas, revise objetivos y hable con sus compañeros de equipo en toda la organización.
  5. Definir la cadena de mando – Todos deben tener una idea clara de con quién hablar y a quién reportar. Asigne un líder a una tarea que sea responsable de todo el progreso y el flujo de información. Y por supuesto decirles a todos.
  6. Usa la formación de equipos – Cuando se conocen a nivel personal, el lado profesional se vuelve un poco más fácil. La formación de equipos es un gran rompehielos para conocerse unos a otros. Y no tiene por qué ser una escapada de fin de semana. La formación de equipos puede ser un juego divertido durante o después de las horas de trabajo (respetando todas las medidas de seguridad, por supuesto). Incluso una simple llamada telefónica con bebidas un viernes puede hacer el truco.

Comunicación primero

Me temo que una falla en la comunicación es algo que todos debemos enfrentar en algún momento de nuestras carreras. En lugar de centrarnos en lo negativo, todos deberíamos hacer nuestro mejor esfuerzo y tener mejores relaciones con las personas que nos rodean.

Construir relaciones sólidas requiere tiempo y esfuerzo, pero al final vale la pena. La comunicación abierta con sus compañeros de equipo ayuda a que todos se sientan satisfechos y cómodos en su trabajo. Con suerte, estos conocimientos pueden ayudarnos a trazar un camino hacia relaciones más sanas y productivas entre nosotros, con un equipo u organización y con la gerencia.

Si tratamos de mejorar la comunicación interna implementando técnicas de mejores prácticas, todos podemos sobresalir en nuestro trabajo y carrera. Así que no dudes en enviarme un mensaje y decirme cómo te va. ¿Alguna vez ha experimentado trastornos de la comunicación y cómo los superó?

Visita más artículos relacionados:

Deja un comentario