¿Cómo la cultura de la empresa afecta la productividad?

Los dueños de negocios y los líderes de la empresa saben que la cultura de la empresa no es solo otra frase elegante. Es uno de los elementos clave que afectan la productividad de una empresa en más de un sentido. Te vamos a explicar cómo la cultura de la empresa afecta la productividad.

En este artículo, analizaremos más de cerca la definición de cultura empresarial y las muchas formas en que puede afectar los niveles de productividad.

La relación entre la cultura empresarial y la productividad

Atrás quedaron los días en que los empleados pasaban décadas trabajando para una empresa que no estaba necesariamente en sintonía con sus principios y valores. Con el aumento de las oportunidades de empleo, estos son hoy en día algunos de los aspectos más críticos que los empleados buscan en un trabajo.

Por otro lado, los empresarios y los especialistas en recursos humanos se están dando cuenta de forma lenta pero segura de que escuchar y alinearse con las necesidades de los empleados es fundamental para agilizar las actividades de la empresa, así como mejorar sus posibilidades de éxito.

Están comenzando a comprender que cómo se sienten los empleados afecta la forma en que la organización avanza y que afecta todo, desde la producción hasta los ingresos.

Las direcciones y tareas poco claras, la falta de comunicación, el poco o ningún reconocimiento se están convirtiendo en algo del pasado. En cambio, términos como el compromiso de los empleados, la marca del empleador y la cultura de la empresa están saliendo a la luz y trayendo cambios significativos al mercado laboral.

¿Qué es la cultura empresarial?

La cultura empresarial es la combinación reflexiva de los objetivos, prácticas, políticas y valores de una empresa. Podría describirse como la personalidad de la empresa. Pero la cultura empresarial no se trata solo de la empresa, ya que también dicta la actitud de los empleados y la dirección de la organización.

Cuando aumenta la calidad del entorno en el que trabajan, es mucho más probable que los empleados inviertan su interés, energía y atención en el logro de los objetivos de la empresa. Como resultado, esto se traducirá en un mayor rendimiento, responsabilidad en el lugar de trabajo y más productividad.

Cuando su equilibrio entre el trabajo y la vida es bueno, es mucho más probable que los empleados se involucren más en las tareas que realizan. Estarán más dispuestos a contribuir al éxito de la empresa. A su vez, esto se traduce en una mayor retención y compromiso de los empleados.

Según Gallup, reemplazar a un empleado puede terminar costando a las empresas entre la mitad y el doble del salario anual de ese empleado; claramente, el compromiso y la retención de los empleados son esenciales, sin siquiera considerar las dificultades que tendrá para contratar gente nueva.

Debido a esta estrecha relación, cada vez más gerentes y líderes se esfuerzan por definir la cultura de su empresa. Al hacerlo, están trabajando para aumentar la productividad diaria de sus equipos.

Sin embargo, para hacerlo de manera efectiva, deben comprender los «por qué». Necesitan comprender cómo la cultura de la empresa puede afectar negativamente la productividad y cómo puede ayudar a aumentar la productividad.

¿Cómo la cultura de la empresa puede afectar negativamente la productividad?

Antes de entrar en todas las formas en que la cultura empresarial puede ayudar a aumentar la productividad, echemos un vistazo más de cerca a cómo puede afectar negativamente a la productividad:

Liderazgo y Orientación

Muchos empleados le dirán que no les gusta que les digan qué hacer en cada paso del camino cuando se trata de hacer su trabajo. Sin embargo, lo contrario es igual de válido.

Los empleados en entornos empresariales que carecen de un liderazgo bueno y fuerte, dirección y comunicación interna adecuada a menudo tienen un desempeño inferior. Es simplemente porque los empleados sienten que no conocen claramente las expectativas de la gerencia. No saben hacia dónde se dirigen, ni cuál es su verdadero propósito dentro de la empresa.

La comunicación es vital para proporcionar a los empleados la dirección y la orientación que tanto necesitan. Al final, esto es lo que les permite entender su papel.

La cultura corporativa necesita definir claramente los objetivos y la dirección de la empresa, pero también el rol de cada empleado. Desde la gerencia superior hasta la gerencia media, los líderes deben tener claras las declaraciones de misión, las metas y los pasos que cada empleado debe seguir para lograr los objetivos de la organización.

Teniendo en cuenta que el 52% de los empleados que salen dicen que su gerente u organización podría haber evitado que se fueran, esta también es una excelente manera de garantizar la retención de los empleados.

La falta de dirección es uno de los elementos que impactan negativamente en los niveles de productividad y puede costar mucho dinero a las organizaciones a largo plazo.

Moral y Reconocimiento

Todos hemos oído hablar de las relaciones tóxicas. Por sorprendente que parezca, no se limitan a las relaciones personales y pueden ocurrir fácilmente como acoso en el lugar de trabajo.

La cultura de la empresa puede volverse tóxica rápidamente si los líderes y gerentes de la organización no prestan mucha atención a la dinámica entre sus empleados o entre sus equipos y departamentos. A su vez, un ambiente tóxico puede aplastar los niveles de productividad de una empresa y dejar a la gerencia preguntándose dónde se equivocaron.

Otro factor que puede crear un ambiente de trabajo tóxico es la falta de reconocimiento. Hasta el 82% de los empleados consideran que el reconocimiento es una parte crucial de lo felices que se sienten con su trabajo. Lamentablemente, sin embargo, no muchos empleados obtienen el crédito que anhelan, solo el 62% de ellos piensa que su gerencia distribuye el reconocimiento de manera justa.

Si no pone ningún esfuerzo en apreciar el arduo trabajo de los empleados, también comenzarán a esforzarse menos en su trabajo, o incluso considerarán renunciar.

La falta de reconocimiento de los empleados puede:

  • causar una caída masiva en el compromiso de los empleados
  • disminuir los niveles de productividad
  • reducir los niveles de retención de empleados
  • afectar el éxito de la empresa a largo plazo

Los gerentes deben comprender que el reconocimiento puede venir en muchas formas y cambiar su estilo de liderazgo en consecuencia. Si bien la forma más común de reconocimiento es un aumento de sueldo, los empleados también están felices de recibir elogios escritos o verbales o algún tipo de premio por su arduo trabajo.

Cómo la cultura empresarial puede tener un impacto positivo en la productividad

La cultura empresarial puede tener muchos efectos negativos en los niveles de productividad de una empresa. Sin embargo, no se necesita mucho para crear una cultura empresarial positiva y allanar el camino para muchos impactos positivos, desde una mayor productividad hasta el compromiso de los empleados, la retención de empleados y el bienestar general de los empleados.

Al igual que el SEO de una pequeña empresa puede impulsar a una empresa familiar a la fama internacional, la cultura empresarial puede ayudar a su empresa a alcanzar nuevos niveles de éxito.

Echemos un vistazo más de cerca a los impactos positivos de una cultura empresarial cohesiva y orientada a los empleados:

Motivación de empleados

Strong company culture needs clear goals, transparent policies, and explicit tasks. These elements combined will translate into a positive work environment, and senior leaders should absolutely take this into consideration. 

Effective employee communication, clear objectives, and recognition can increase employee engagement and motivation. When your employees know what is expected of them, they are more motivated to perform. They will be willing to put more effort into their work and follow the company’s strategies to achieve goals.

Unmotivated employees naturally underperform as they do not feel any passion for their work and cannot see its purpose. In the end, their job satisfaction levels drop, and they start looking for a new job.

Naturally, the more unmotivated employees you have, the harder your organization will take a hit. Lack of motivation among employees decreases overall productivity levels and the company’s chances for success. It also causes low employee engagement and retention rates that translate into even more loss.

Cómo utilizar la cultura empresarial para aumentar la motivación

Lo mejor que puede hacer para contrarrestar los efectos negativos de una cultura empresarial débil es aplicar políticas que empoderen a los empleados. Lo que esto significa es permitirles a los empleados la oportunidad de expresar sus opiniones, lo que incluye contribuir a cómo se define la cultura de la empresa.

Muchas empresas confían en políticas y procedimientos para hacer cumplir las reglas y dictar cómo funciona la empresa. Algunos dejan espacio para que los empleados tengan una opinión sobre ellos, mientras que otros no.

Las empresas que optan por hacer partícipes a sus empleados en la definición de las políticas que rigen su actividad son las que salen ganando. ¿Por qué? Porque los empleados quieren sentir que son parte del proceso de toma de decisiones. Quieren sentir que sus opiniones importan.

Hacer que los empleados sean parte de lo que define la cultura de la empresa los empodera y los motiva a pensar de forma independiente y crecer. Aumenta sus niveles de satisfacción y compromiso al hacerlos sentir conectados e involucrados. Esto impacta positivamente tanto en el ambiente de trabajo como en los niveles de productividad.

Comunidad y colaboración

No importa qué tan bien se desempeñe un empleado, no puede hacer todo solo. Lo que define el éxito de una empresa es la colaboración. Cuanto mejor trabajen juntos los miembros de su equipo, más producirán para su empresa.

Una cultura empresarial sólida debe fomentar tanto la competitividad como la colaboración. De hecho, como muestra un estudio de i4cp realizado en 1100 empresas, las empresas pueden ser cinco veces más eficientes cuando promueven el trabajo colaborativo.

Y es fácil ver por qué.

Cuando los empleados sienten que se fomenta la comunicación y la colaboración, lo utilizarán para lograr sus objetivos. Serán más abiertos, más colaborativos y más solidarios entre sí. Si las personas interactúan, se sienten más unidas y motivadas para lograr objetivos comunes.

Al hacerlo, se sentirán más en sintonía con sus equipos, colegas y la organización en su conjunto. Se motivarán mutuamente para desarrollar sus habilidades, compartir ideas y desarrollar estrategias.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el uso de las herramientas adecuadas es necesario para un equipo exitoso. Por ejemplo, si invierte en un software CRM confiable y de alta calidad, su equipo estará mejor equipado para tratar con clientes insatisfechos.

Cómo utilizar la cultura empresarial para aumentar la cooperación

Agilizar la comunicación entre los empleados y los diferentes departamentos se traducirá en:

  • eficiencia incrementada
  • desempeño mejorado
  • mejor experiencia del cliente
  • mayor rotación

Para fomentar esto, la cultura de su empresa debe motivar a los empleados a trabajar juntos. Esto significa crear un entorno de trabajo comunitario que promueva:

  • Comunicación abierta
  • compartir ideas
  • creatividad

Cuando sus empleados sientan que son parte de un equipo de apoyo, se sentirán alentados a abordar abiertamente los problemas y soluciones. Estarán más motivados a expresar sus ideas y entregar resultados.

Compromiso de los empleados

El compromiso de los empleados es uno de los principales factores que impulsan el éxito de una empresa.

El nivel de compromiso de los empleados de su empresa muestra cómo:

  • motivados sus empleados están
  • invertidos están en el trabajo que realizan
  • comprometidos con los objetivos de la empresa
  • satisfechos están con su trabajo
  • dedicados son a sus respectivos equipos y sus objetivos

El compromiso de los empleados no solo se traduce en una mayor productividad. Influye en todo, desde el desempeño individual hasta la eficiencia del equipo y los resultados generales de la empresa. Además de esto, tener una cultura empresarial que fomente y valore el compromiso de los empleados también le permitirá retener y atraer a los mejores talentos.

Ya sea que manejen sus campañas de marketing por correo electrónico, su estrategia de marca o el proceso de fabricación, cuanto más comprometidos estén sus empleados, mejor se desempeñarán.

Es por eso que cualquier modelo de cultura empresarial debe tener como núcleo el compromiso de los empleados.

Aumento de los niveles de compromiso de los empleados:

  • Impacto directo en los niveles de satisfacción laboral
  • Fomentar el desempeño individual y la autoorganización.
  • Promover la comunicación eficiente y la colaboración entre empleados y departamentos.
  • Aumentar las tasas de retención de empleados
  • Atraer más talento de alta calidad

Cómo usar la cultura de la empresa para aumentar el compromiso de los empleados

Para aumentar el compromiso de los empleados e impulsar la productividad, debe crear una cultura empresarial que:

  • Tiene claros los valores y objetivos de su empresa.
  • Es claro sobre el papel de cada equipo/empleado en el logro de los objetivos
  • Promueve la comunicación abierta y la retroalimentación.
  • Fomenta la creatividad y el pensamiento individual.
  • Valora la entrada de los empleados
  • Fomenta la satisfacción y el bienestar de los empleados
  • Reconoce y recompensa el trabajo duro.
  • Reconoce los logros individuales y de equipo.

Tan bueno como suena, probablemente sepa que esto no sucederá de la noche a la mañana. Crear una cultura empresarial sólida es un objetivo a largo plazo que debe fomentarse y cultivarse con regularidad.

Deberá invertir en evaluar regularmente los niveles de compromiso y motivación de los empleados. También deberá comprender las necesidades y los deseos de los empleados. Una vez que lo haga, debe incluirlos en las políticas de su empresa y utilizarlos para mejorar el entorno laboral.

Al final, sus empleados necesitan sentirse parte de la empresa y valorados para desempeñarse. Para ello, necesitan un ambiente de trabajo positivo.

Un ambiente de trabajo positivo tiene que ver con el reconocimiento, la flexibilidad y la comunicación. Da a los empleados:

  • más oportunidades de desarrollo y crecimiento
  • un mejor equilibrio trabajo-vida
  • un sentido de propósito y empoderamiento
  • más motivación para realizar tareas y lograr objetivos

Conclusión

La cultura de la empresa es difícil de entender y casi imposible de medir, pero al mismo tiempo, es de vital importancia para la felicidad de sus empleados. Como resultado lógico, influirá directamente en la calidad de tu producto o servicio, así como en la satisfacción de tus clientes.

Si bien es relativamente simple tener una buena cultura empresarial cuando tiene cinco personas, se vuelve cada vez más desafiante a medida que su empresa crece.

Crear y mantener una cultura positiva y un ambiente productivo es un proceso que nunca termina. Si bien puede ser difícil y presentar muchos desafíos, los resultados valdrán la pena varias veces.

Visita más artículos relacionados:

Deja un comentario